Los ecosistemas artificiales y su impacto en el ambiente

Con el paso de los años, los hombres fueron tomando los ecosistemas naturales para convertirlos en ecosistemas artificiales, y, a partir de esta situación, se han generado y provocado diferentes consecuencias en el medio ambiente. Aquí nos concentraremos principalmente en la degradación de los suelos y salinización, y haremos una comparación de los ecosistemas naturales y artificiales para que cada uno reflexione.

Los ecosistemas artificiales y su impacto en el ambiente

Con el paso de los años, los hombres fueron tomando los ecosistemas naturales para convertirlos en ecosistemas artificiales, y,  a partir de esta situación, se han generado y provocado diferentes consecuencias en el medio ambiente.

Dentro de estos ecosistemas artificiales, nombramos a los ecosistemas que fueron modificados para dejar lugar a los cultivos, crías de animales, represas e incluso a las ciudades. Uno de estos ecosistemas que el hombre adaptó es el agroecosistema, es decir, sistemas agrícolas ganaderos que se dedican a producir alimentos y fibras textiles.

Generalmente, estos ecosistemas reemplazan zonas de praderas y bosques naturales por campos de cultivo de una sola especie de planta. Esto se conoce como monocultivo y si bien son simples, no tienen la resistencia de los ecosistemas naturales porque allí hay pocas especies interactuando entre sí. Así mismo, estos ecosistemas artificiales necesitan de maquinarias para el cultivo, la irrigación, fertilización y plaguicida, las cuales requieren de un extra de energía que, en la mayoría de los casos, proviene de combustibles fósiles.


En el caso de que en estos ecosistemas haya animales (ganado) hay un sobrepastoreo que también incide en el medio, alterando las condiciones naturales, lo que se traduce en un debilitamiento del ecosistema.

También debemos referirnos a la degradación de los suelos por los ecosistemas artificiales. Por ejemplo, cuando los suelos son utilizados para la actividad agrícola, y no se realizan los controles necesarios, se producen ciertas alteraciones que conducen a la progresiva pérdida de fertilidad del suelo. Y si el suelo no es fértil, es prácticamente inservible para producir.

Un ejemplo práctico de la degradación de los suelos

En cada cosecha, las plantas toman del suelo diferentes nutrientes como nitrógeno y fósforo, y lo acumulan como biomasa. Si todos los años o por un largo periodo de tiempo se cosecha y siembra la misma planta, el suelo agota esos nutrientes y, consecuentemente, se vuelve pobre y débil. Es decir, se degrada y pierde su fertilidad.

Es por esta situación que se recomienda que los cultivos se alternen. De esta manera, el suelo puede recuperar los nutrientes que un cultivo le demandó. Caso contrario, llegará un momento en que las plantas no tendrán los requerimientos necesarios para crecer y desarrollarse.

Otra de las situaciones que contribuyen a la degradación de los suelos es la salinización. Esto se da porque el agua de riego deposita algunas sales sobre los campos que con el tiempo van modificando las características propias de los suelos, conduciendo a una menor fertilidad de los mismos.

Tampoco podemos obviar al uso indiscriminado o poco controlado de plaguicidas, herbicidas y fertilizantes, los cuales son factores que modifican las propiedades de los suelos.

A continuación, para concluir, os dejaré unos lineamientos para que comparen y saquen sus propias conclusiones respecto los ecosistemas naturales y artificiales.

Ecosistema natural:

  • Captura, convierte y almacena energía solar.
  • Produce oxigeno y consume CO2.
  • Crea suelo fértil.
  • Almacena, purifica y libera agua gradualmente.
  • Proporciona hábitats para la vida silvestre.
  • Es capaz de automantenimiento y autorenovacion.

Ecosistema artificial:

  • Consume energía de los combustibles fósiles.
  • Consume oxigeno y produce CO2 al quemar combustible fósil.
  • Agota el suelo fértil.
  • Usa y contamina agua.
  • Destruye algunos hábitats de la vida silvestre.
  • Requiere mantenimiento y renovación.

No obstante, hago la observación de que algunos ecosistemas artificiales son necesarios. Pero los mismos deben respetar las condiciones y recomendaciones que hay para que el impacto ambiental de éstos sean mínimos.

Como vosotrois veis, el impacto es notorio, razón por la que se deben implementar medidas tendientes a preservar el medio ambiente. Un ejemplo puede ser la utilización de energía renovable, reciclaje de productos, etc.

Fuente: Ciencias Naturales Activa – Puerto de Palos

Foto: Cultivos por Floresyplantas en Flickr

Ya hay 6 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • 153015
    03 ago 2010

    hubo alguna vez lluvia acida en la argentina? .por favor necesito sus respuesta es para un trabajo escolar ! gracias =)

  • URLINDO ROSARIO PEREA
    24 oct 2010

    HUBO LLUVIA EN ESPAÑA

  • 153016
    24 oct 2010

    hubo alguna vez lluvia acida en la argentina? .por favor necesito sus respuesta es para un trabajo escolar gracias

  • 24 oct 2010

    Claro que sí, incluso se ha detectado lluvia ácida en Buenos Aires.

    El problema de la lluvia ácida se ve atenuado en Argentina porque la circulación de los vientos en el hemisferio norte impide que la densa contaminación de esa zona llegue a tu país. El petróleo que se usa en Argentina tiene poco azufre, y la naturaleza calcárea del suelo neutraliza bastante parte del contenido de azufre que le llega.

    Puedes encontrar más información en este enlace:
    http://www.eco2site.com/news/may-07/lluviaacida.asp

    Un saludo,

  • 24 oct 2010

    Hola Urlindo, no sólo hubo, hay.

    La lluvia ácida afecta en España a 74.000 hectáreas de varios ecosistemas.Los ecosistemas españoles estan desprotegidos ante el fenómeno de la lluvia ácida provocada por las emisiones contaminantes de las centrales térmicas alcanzando una superficie de 74.000 hectáreas, aunque el problema de la acidificación en España no tiene las dimensiones de los países del norte de Europa,debido al menor número de centrales térmicas y a que los ecosistemas son menos frágiles En España este fenómeno, provocado por la emisión a la atmósfera de gases como los óxidos de nitrógeno o el anhídrido carbónico, afecta a dos zonas: la del noroeste, donde está motivado en gran parte por la presencia de la central de As Pontes (A Coruña); y la motivada por la central de Andorra en Teruel, que abarca el norte de la Comunidad Valenciana. No obstante, el problema es más intenso en el primer enclave, ya que por regla general los ecosistemas son más frágiles en el norte. Los principales efectos de la lluvia ácida se dejan sentir en los ecosistemas, aunque actualmente se están analizando también los efectos que puede tener sobre la propia salud humana, como en el caso de las enfermedades respiratorias, y los efectos de corrosión sobre materiales.

  • SEBASTIAN
    28 mar 2011

    ME GUSTO MUCHO PORQUE ME SIRVIO PARA MI EXPOSICION
    GRACIAS
    ATT:SEBASTIAN

Dejar un Comentario