La contaminación del suelo

Uno de los grandes afectados por la contaminación es el suelo. Esta contaminación es peligrosa y silenciosa ya que no hay signos aparentes de contaminación hasta que las personas comienzan a evidenciar algunos síntomas de la misma. Veamos cómo se contaminan los suelos y subsuelos y algunos de sus efectos y consecuencias.

Mineria a cielo abierto: Una de las causas de la contaminación del suelo y subsuelo

Uno de los grandes afectados por la contaminación es el suelo. Esta contaminación es peligrosa y silenciosa ya que no hay signos aparentes de contaminación hasta que las personas comienzan a evidenciar algunos síntomas de la misma.

En concreto, la contaminación del suelo y subsuelo se produce por la existencia de elementos y compuestos químicos que son arrojados por diversas actividades del hombre, y por distintas alteraciones artificiales. Ejemplo de estos hechos contaminantes son: el uso de pesticidas, plaguicidas, fertilizantes, las actividades mineras y metalúrgicas, la ruptura de almacenamientos subterráneos, barreras de relleno sanitario que tienen pérdidas o se rompen, etc.

En el caso de los pesticidas y demás sustancias similares, contaminan al suelo y subsuelo cuando los residuales van pasando, capa por capa, al fondo de los suelos. Esto hace que los compuestos tóxicos de los pesticidas se expandan por los suelos y arriben, de diversas formas, a las personas. Una de estas formas es precisamente por intermedio del agua.

Tanto los pesticidas como los demás casos descriptos (ruptura de almacenamientos subterráneos, actividades mineras, etc.) son una fuente muy peligrosa de contaminación que repercuten de varias formas: enfermedades, alergias y suelos degradados, entre muchas consecuencias más.

La actividad minera

Esta actividad cumple un rol protagónico en la contaminación de los suelos dado que produce un conjunto de gases, líquidos y sólidos contaminantes que, de una u otra forma, terminan en los suelos atravesando las distintas capas y contaminando a los mismos.

Un ejemplo son las lluvias acidas que se producen cuando los gases expedidos por la minería a cielo abierto se integran en la atmosfera y, según cómo sea el suelo donde se realiza esta actividad, pueden caer en suelos calcáreos que balancean el pH o en suelos normales que se acidifican.

Así mismo, la contaminación del suelo y subsuelo por esta actividad, y también por la metalúrgica, se puede provocar por el vertido directo de productos líquidos, por la infiltración de productos de lixiviviacion del entorno minero, por la disposición de elementos mineros sobre el suelo (escombreras, talleres de la mina, etc.) y por las aguas de relave.

Esto último, las aguas de relave, da lugar a que determinados elementos químicos, como el mercurio, cadmio, cobre, plomo y arsénico, lleguen a los suelos.

También hay que nombrar que las lluvias contribuyen a la expansión de la contaminación trasladando a los productos o agentes contaminantes y generando, de esta forma, una mayor contaminación de los suelos.

Consecuencias de la contaminación de los suelos

  • Algunos de los efectos de esta contaminación son:
  • Alteraciones en el sistema nervioso y renal
  • Disminución del coeficiente intelectual en niños
  • Afecciones a la piel, pulmones, corazón y sistema nervioso
  • Enfermedades graves

Fuente: Eper-es

Foto: Mineria a cielo abierto por la nave de los locos en Flickr

Ya hay 4 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • razor
    07 feb 2011

    me sorprende como estamos destruyendo el mundo, ojala eso acabara

  • Caande #
    03 abr 2011

    no esta concreto faltan las prevenciones ;)

  • belen mesa
    04 jul 2011

    opino q tratemos de evitarlos…

  • belen mesa
    04 jul 2011

    el hombre con abence tecnologico…cada ves mas se esta destruyendo el mundo…las prevenciones casi 100pre faltaron,,solo siempre aparecen las concecuencia….opinion de una alumna de una esc rural…

Dejar un Comentario