Influencia de la contaminación por pesticidas en la pubertad femenina

El efecto de la contaminación por pesticidas desarrolla la precocidad púber femenina, lo que trae como consecuencia un aumento en la frecuencia de cáncer en la edad adulta de las mujeres y otras enfermedades.

Recientes estudios han demostrado el efecto de la contaminación por pesticidas en la precocidad púber femenina, agregando un nuevo efecto nocivo de la contaminación, a la larga lista de afecciones para la salud humana. Si bien esta feminización precoz puede llevar a las jóvenes a asumir roles de adulto, estando emocionalmente inmaduras, también trae consigo  disfunciones endocrinas que las afectarán durante toda su edad adulta.

La contaminación es peligrosa para las jóvenes – obtenida de Flickr, autor: surfercosmovision /iago.

Incluso, este adelanto en la pubertad femenina, puede provocar un aumento en la frecuencia de cáncer en la edad adulta de las mujeres. Junto a estos efectos, también se ha demostrado la relación directa que existe entre la exposición a los agentes contaminantes del medio ambiente y el adelanto de la menopausia en las mujeres.

Se ha establecido que la edad promedio de la menopausia se ubica en los 51 años, contemplando intervalos que oscilan entre los 35 y los 58. Y aunque los factores que pueden contribuir a la aparición más o menos tardía de la menopausia no están totalmente clarificados, uno de los más claramente relacionados con la aparición de la menopausia antes de los 35 años es la exposición a quimioterapia, la cual se sigue de fallo ovárico en un 40-50% de los casos. El hábito tabáquico también se relaciona con la aparición más temprana de la menopausia, de forma que las mujeres fumadoras tienen un adelanto medio de 1 a 2 años con respecto a las no fumadoras.

Estos planteamientos fueron explicados durante la conferencia “Cambio Climático y Patologías Femeninas” que formó parte de la reunión del Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente realizada en Mónaco, en donde se concluyó que en sólo 30 años, la edad de la pubertad femenina ha descendido un año, estableciendo que desde una media de 10,9 años en 1970, ha pasado a los 9,7 en 1998.

 

Si bien estos estudios no significan pruebas que supongan un grave riesgo, el enunciado fue concluyente al determinar que el adelanto púber puede tener consecuencias en la frecuencia de enfermedades en el adulto. Incluso, pediatras, ginecólogos y toxicólogos coinciden en señalar que la influencia de la contaminación química en las mujeres, empieza en el útero y continúa en la vida adulta.

Planta generadora de contaminación en Nuevo México – imagen obtenida de Wikipedia, autor: ArtMechanic.

Se han encontrado más de 250 contaminantes químicos en la sangre del cordón umbilical, lo que guarda relación con los estudios que revelan que muchos ríos de todo el mundo tienen en sus aguas los restos de los estrógenos artificiales derivados de las píldoras anticonceptivas y de los tratamientos de los efectos de la menopausia. Es lógico concluir que el organismo de un adulto sabe cómo tratar a las hormonas naturales, pero no las artificiales y un feto ninguna de las dos.

Si bien en la edad adulta se puede recibir una dosis de contaminación química que altere los procesos hormonales, un estudio demostró que los pesticidas provocan una mala diferenciación sexual en el feto, así como alteraciones en el crecimiento fetal, alteraciones en el desarrollo psicomotor y cambios en la cronología de la pubertad. Es decir, los agentes contaminantes actúan como perturbadores endocrinos, interfiriendo en la síntesis, el metabolismo y la acción de las hormonas endógenas, y como la acción hormonal repercute en los cromosomas, sus efectos pueden perdurar en decenas de generaciones.

La opinión contraria

No obstante, estos estudios y teorías también han encontrado opiniones contrarias. Recientemente, un grupo de científicos norteamericanos descartó las teorías sobre el supuesto descenso de la edad de la pubertad en las mujeres de los países occidentales. Asegurando que sus investigaciones han demostrado que la edad de inicio del desarrollo sexual femenino no ha sufrido cambio alguno durante el curso de las últimas cuatro décadas.

Extrañamente, estas afirmaciones salen al cruce de recientes proyectos de investigación que indican que cada vez son más las alumnas de colegios primarios de Estados Unidos que están en condiciones de quedar embarazadas, por ejemplo, se asegura que la mitad de las chicas de este país llega a la pubertad a los diez años, incluso se dice que hay niñas de seis años que se desarrollan sexualmente.

Pese a que diferentes estudios responsabilizan del presunto adelanto de la pubertad a factores que van, desde la contaminación del medio ambiente, a la influencia de los programas televisivos que presentan escenas de sexo, estos planteamientos han sido rechazados en diferentes oportunidades por algunos especialistas. Incluso, más allá de afirmaciones científicas y pruebas de laboratorio, ocho prestigiosos endocrinólogos norteamericanos que escriben en la publicación Pediatrics, el fenómeno de la sexualidad femenina temprana no es más que un mito y aseguran que es prematuro concluir que la edad normal de la pubertad se está adelantando.

Contaminación industrial causante de trastornos hormonales - imagen obtenida de Flickr, autor: eeeTom/Tomás Jorquera Sepúlveda.

Estos científicos sostienen que formular afirmaciones como estas no sólo son erradas, sino peligrosas, pues advierten que los médicos que examinan a chicas que empiezan a desarrollarse sexualmente a los seis o siete años, podrían pasar por alto problemas médicos como cáncer o trastornos genéticos, que podrían ser la causa de esa pubertad temprana. Parte de este planteamiento ha sido sustentado por la doctora Laura Bachrach, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, quien señala el caso de una niña de seis años que llegó a la clínica con vello púbico y acné, pero que resultó tener un gran tumor suprarrenal maligno.

Si bien la edad promedio del comienzo de la pubertad femenina se sigue manteniendo entre los diez y los once años, cuando empiezan a producirse los primeros cambios corporales, y el inicio de la menstruación sigue manteniendo el promedio de inicio a  los trece años, hay que considerar que estas edades han sufrido una marcada disminución a partir de principios de siglo, cuando la menstruación comenzaba a los diecisiete años, pero se estima que es muy probable que la causa principal de ese descenso sea la mejor alimentación.

Hay que considerar que los datos que refutan la influencia de la contaminación en la pubertad femenina han sido formulados por científicos de Estados Unidos, un país que se caracteriza precisamente por el desacato a las normas de protección ambiental.

Ya hay 3 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • melanie
    17 mar 2009

    me parece que deven dejar de fabricar tanto humo y deve de fabricar las cosas que supuestamente fabrica ,,,,, att: melanie

  • Jaqueline
    07 sep 2009

    yo pienso que el consumo de alimentos transgenicos, esta afectando también de cierta manera en este tipo de fenómenos…
    existen muchos problemas acerca de la contaminacion que es algo complicado acertar cual es la verdadera, única y exacta razón de este tipo de problemas…

  • ever
    12 mar 2010

    maldision por eso esq el pobre de nuestro planeta esta asi
    lo mejor seria un alivio completo q lo cierren
    eso estaria estupendo

Dejar un Comentario