Lugares por donde pasa la Falla de San Andrés

La Falla de San Andrés y sus diferentes ramas se expanden por más de 2.000 kilómetros entre la Baja California mexicana y el estado de California en los Estados Unidos.

Aunque existen diferentes versiones al respecto, la Falla de San Andrés, compuesta por cinco ramas principales, se prolonga por más de 2.400 kilómetros entre la Baja California en el noroeste de México y el estado de California, en los EEUU. Se trata de uno de los accidentes geográficos más temidos del mundo, ya que a lo largo de la historia ha provocado terremotos devastadores, y los expertos alertaron hace unas semanas que la Falla de San Andrés podría estar acumulando energía para hacer temblar la tierra de nuevo.

Según los expertos, hay cuatro fallas cerca de la Falla de San Andrés que han acumulado presión suficiente para provocar un gran terremoto. Una de ellas es la zona de Hayward Sur, que en 1868 ya registró un terremoto de 6’8 grados en la escala de Richter y que estaría cerca de cumplir con su tiempo de recurrencia media, según las investigaciones de los científicos a partir de los datos paleosísmicos que se han podido recoger.

Además de Hayward Sur, las fallas de Rodgers Creek, Green Valley y Hayward también podrían provocar un terremoto a corto plazo. Se trata de tres grandes zonas cerradas en las que no se ha producido ningún terremoto con una magnitud superior a los 6’7 grados desde que se existen registros locales. Eso si, no se trata de sectores puramente de la falla de San Andrés, sino de sectores urbanos que están en las inmediaciones de la falla, y que se relacionan directamente con ella.

La Falla de San Andrés se formó en la confluencia entre la placa Norteamericana y la del Pacífico, y su sector central se desliza a una velocidad de unos 25 milímetros al año. Así, de aquí 50.000 años Baja California será una isla separada de México que en 50 millones de años llegará a Alaska; y la ciudad de Los Ángeles, que está en el mismo lado de la falla, se acerca 4’5 centímetros a la Bahía de San Francisco cada año. Unos movimientos imperceptibles para nosotros pero que han provocado daños en infraestructuras como carreteras o puentes.

Sin embargo, los principales efectos de la Falla de San Andrés han sido los terremotos. En los últimos años se han sucedido sismos de baja intensidad que no han tenido efectos graves, salvo excepciones como el terremoto del 4 de abril de 2010 de Guadalupe Victoria (Baja California), de magnitud 7’2 que dejó cuatro muertos. Sin embargo, el más conocido es el de San Francisco (1906), también de 7’2, que según los últimos datos dejó más de 3.000 muertos y a más de 225.000 familias sin casa.

Foto: Leohotens en Wikipedia