Cuidado con el Cinturón de Fuego

Alguna vez hemos oído hablar del famoso Cinturón de Fuego, pero realmente ¿sabemos que es?, ¿Cómo efecto a nuestro planeta?. El cinturón de fuego ubicado en el Océano Pacífico es un lugar de altas tensiones, abarca las costas de Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, todos los países centroamericanos, México, los Estados Unidos, Canadá, luego dobla a la altura de las Islas Aleutianas y baja por las costas de China y Japón.

Alguna vez hemos oído hablar del famoso Cinturón de Fuego, pero realmente ¿sabemos que es?, ¿Cómo efecto a nuestro planeta?. El cinturón de fuego ubicado en el Océano Pacífico es un lugar de altas tensiones, abarca las costas de Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, todos los países centroamericanos, México, los Estados Unidos, Canadá, luego dobla a la altura de las Islas Aleutianas y baja por las costas de China y Japón. Debemos considerar al Cinturón de Fuego del Pacífico como un enorme anillo (un anillo de fuego) que bordea casi toda la costa de ese océano, desde Australia y el sureste de Asia hasta Sudamérica, pasando por Japón, China, Estados Unidos, México y América Central.

El Océano Pacífico está compuesto por una serie de placas oceánicas, las cuales como sabemos no están estáticas, se mueven y generan una fricción constante, lo que acumula tensión entre ellas, esta tensión se libera en algún momento no previsto por los científicos y genera terremotos que afectan los países cercanos al Cinturón de Fuego que mencionamos en los países mencionados. Además, concentra una actividad volcánica constante, sobre todo en América Central.


Según estudios que se han hecho en la zona de Cascavia, se ha descubierto cierto comportamiento asísmico, el cual podría servir para predecir un sismo y por ende ayudar a prdecir el comportamiento del Cinturón de Fuego, debemos considerar que mientras más largo se hace el periodo entre un sismo y otro más tensión se genera en el cinturón de fuego. La falla de Cascavia es bastante inestable, y el día que despierte podría generar un sismo, el cual les informo es inevitable e imparable, afectando a ciudades como Seatle, será un Megaterremoto, altamente destructivo. En 1700 el cinturón de fuego desato su fuerza y afecto Cascavia, con un Megaterremoto de magnitud 9, desde esa época se ha a estado acumulando fuerza en esta falla; la idea que tienen los científicos es determinan cuando se producirá este desastre y así alertar a las poblaciones aledañas.

Los terremotos se propagan a mas de 11,000 Km por hora y si se producen en el mar son bastante destructivos, las hondas sísmicas pueden alcanzar en el mar una velocidad de 29,000 Km por hora, así que imagínense, es imposible escapar. Las ondas S destruirán todo a su paso, aniquilando edificios y ciudades como si fueran de papel.

El Cinturón de Fuego del Pacífico concentra algunas de las zonas de subducción más importantes del mundo: placas de la corteza terrestre se hunden a gran velocidad geológica (varios centímetros por año) en otras placas, un fenómeno que acumula enormes tensiones que deben liberarse en forma de sismos. Por ejemplo sin ir muy lejos este 2008 los volcanes del Cinturón de Fuego del Pacífico comenzaron el año con una intensa actividad (uno de ellos es el monte Santa Helena), pero algunos científicos señalaron que no existe relación entre las erupciones registradas en las tres primeras semanas de 2008 en Chile, México, Ecuador y Colombia, con las actividades de movimiento de placas del Cinturón de Fuego. La erupción del Volcán Llaima, el 1ero de Enero 2008, situado a unos 670 kilómetros al sur de Santiago, en la Cordillera de Los Andes, lanzó torrentes incontrolables de materia incandescente, manteniéndose activo pero en situación de “descanso”, lanzando cada cierto tiempo nubes de gases, cenizas y humo a una distancia de seis kilómetros desde su cráter, situado a 3,125 metros de altitud, pero sin causar víctimas. Los científicos estiman que esta erupción volcánica y otras manifestaciones de este tipo a lo largo del Cinturón de Fuego no guardan relación entre sí, esta actividad volcánica ha sido particularmente fuerte en la cordillera de Los Andes. El doctor Hugo Moreno, experto del Observatorio Vulcanológico Los Andes del Sur señala que “no hay relación”; sin embargo debemos tener en cuenta que cualquier fenómeno geológico que se produzca en el Cinturón de Fuego tiene se produce siempre como consecuencia de algún movimiento de placas, aunque es bueno que la energía vaya liberándose poco a poco en lugar de desprenderse de un solo momento con lo cual serí muy destructivo.

Sin embargo si estas erupciones no tienen relación, ¿porqué se producen secuencialmente casi al mismo tiempo?, visualicemos que la actividad volcánica se ha extendido a otros países del Pacífico, como México, donde el pasado 5 de enero el volcán Popocatépetl lanzó una nube de vapor de agua y ceniza de más de siete kilómetros de altura, considerada por los expertos como la mayor de los últimos siete años; asimismo el volcán Galeras en Colombia, situado en el departamento de Nariño, suroeste del país, en la frontera con Ecuador, ha erupcionado, fenómeno precedido por seis sismos que afectaron Pasto, capital de esa región. El Tungurahua en Ecuador, con una altitud de 5,029 metros ha registrado últimamente más de 11 explosiones de distinta magnitud por hora, así como decenas de sismos leves; todas estas actividades llevadas a cabo con días de diferencia pero una detrás de otra, ¿bastante raro verdad, para no tener ninguna relación?.

Volcan Galeras – Colombia

Países sudamericanos como Chile son tremendamente volcánicos, por ejemplo el territorio chileno tiene 2,085 volcanes esparcidos a lo largo de su territorio, que en conjunto albergan 5,000 cráteres, de los cuales están activos 55, según datos del Instituto de Geología y Minería.

A estas opiniones, que señalan que no existen relación entre estas actividades, se suman algunas que generan cierta contradicción y polémica; el sismólogo Darío Llanos, del Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas), explicó que las recientes erupciones andinas no tienen relación directa entre sí; dice “cada casa es independiente” haciendo referencia a las erupciones a manera de ejemplo y señalando que no guardan una relación entre sí, pero a su vez dice “obviamente son casas del mismo barrio”, con lo cual no descarta a su vez que existe cierta relación entre ellas.

La mayoría de teoría actuales sobre el Cinturón de fuego como vemos, son especulaciones y planteamientos que esperan su desmostración científica, mientras tanto de lo que si podemos estar seguros que los científicos no descansan tratando de averiguar donde será el próximo Megadesastre.