Consumo sustentable, un compromiso para una mejor vida

El consumo sustentable es un modo de vida que involucra un consumo eficiente y responsable. Esto a su vez requiere personas informadas y decididas a cambiar de hábitos para un mundo mejor, basando sus acciones en un consumo crítico y ético. Veamos un poco más de este consumo para poder ser parte de él.

Consumo sustentable, un compromiso para una mejor vida

Consumo sustentable, un compromiso para una mejor vida

Está claro que la sociedad mundial necesita un importante cambio para enfrentar el futuro que se avecina. De seguir actuando de igual manera las futuras generaciones tendrán que vivir en un mundo un tanto desequilibrado, contaminado y con menos recursos naturales ¿Acaso nadie piensa en eso? ¿Nadie siente culpa por estar actuando mal y dejando un mundo muy afectado o infectado?

Para no seguir enfermando al medio ambiente, todos deberíamos ejercer un consumo sustentable. Pero ahora bien, ¿Sabemos que es un consumo sustentable? He leído varios artículos que hacen alusión a este importante tema, pero no en muchos he encontrado lo que éste significa y su esencia.

Por ello, os voy a contar de qué se trata el consumo sustentable y su importancia para el medio ambiente.


El consumo sustentable tiene como finalidad la búsqueda de soluciones viables para los desequilibrios sociales y ambientales existentes. La base para encontrar estas soluciones radica en un consumo responsable de todas las personas, sectores y empresas.

Más precisamente, el consumo sustentable, o consumo responsable, se sustenta en la producción, distribución y uso de bienes y servicios para que todos los habitantes del mundo tengan cubiertas sus necesidades básicas y se minimicen los excesos y los daños ambientales.

En palabras de la Organización de las Naciones Unidas, “El desarrollo sustentable es aquel que permite satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las posibilidades de las futuras generaciones para atender sus propias necesidades.”

Todas las acciones que hacemos en la vida tienen efectos o consecuencias, algunas más que otras. Llevándolo al campo que nos compete, muchas acciones nuestras tienen consecuencias en el medio ambiente, el cual se ve afectado por muchos factores; consumos innecesarios de energía y agua, compras de productos contaminantes, compras en exceso, etc. Y claramente todas estas acciones afectan y afectarán la calidad de vida de los próximos años, viéndose las futuras generaciones muy perjudicadas.

Si bien los gobiernos y diferentes organizaciones son las principales instituciones que deben promover este cambio de hábito y conducir a todos a un consumo sustentable, el rol de todos los individuos también es fundamental. Todos nos podemos informar y dirigir nuestras acciones a un consumo responsable, contribuyendo a sanear este medio ambiente infectado y previniendo una mayor contaminación.

De esta manera, el consumo sustentable es un modo de vida que involucra un consumo eficiente y responsable. Esto a su vez requiere personas informadas y decididas a cambiar de hábitos para un mundo mejor, basando sus acciones en un consumo crítico y ético.

De todos nosotros depende sanear al medio ambiente y no perjudicarlo más. También depende de nosotros dejar un mundo sano para la continuidad de la vida, es por ello que debemos ejercer un consumo sustentable e invitar a todos a seguir este camino.