Consecuencias de la contaminación del suelo

Muchos productos, materiales tóxicos y actividades contaminan, en menor o mayor medida, a los suelos. Y este tipo de contaminación produce distintas consecuencias y efectos adversos sobre las personas y la naturaleza. Aquí os mostramos cómo afecta esta contaminación en la salud de las personas y en los mismos suelos.

Consecuencias de la contaminación del suelo

Muchos productos, materiales tóxicos y actividades contaminan, en menor o mayor medida, a los suelos. Y este tipo de contaminación produce distintas consecuencias y efectos adversos sobre las personas y la naturaleza.

Los mayores responsables de la contaminación del suelo son los plaguicidas, germicidas, fertilizantes, los desechos industriales, la lluvia acida y las actividades mineras y metalúrgicas. Estos contaminantes, ya sean orgánicos o inorgánicos, permanecen activos y enaltecen la contaminación.

¿Cómo se contaminan las personas? Existen distintas vías por las cuales las personas padecen las consecuencias de la contaminación del suelo. Estas vías son: por contacto directo con el suelo, por la inhalación de los contaminantes del suelo que se han evaporado y/o por la infiltración de la contaminación del suelo en acuíferos de agua subterránea para consumo humano.

Los principales efectos de la contaminación del suelo en la salud humana

La presencia de metales pesados en el suelo provoca esta contaminación y sus efectos sobre la salud humana son muy adversos y perjudiciales. A continuación, algunos metales y sus consecuencias en la salud:

Arsénico. Si este metal, que puede existir de forma natural en los suelos, es consumido de forma sostenible provoca: pérdida de apetito y de peso, trastornos estomacales como estreñimiento y la formación de gases, diarrea, gastroenteritis y también puede generar conjuntivitis y enfermedades de la piel, entre otros efectos más.

Cadmio. Este metal es originado principalmente por la industria química, la minería y la metalúrgica. Los efectos sobre la salud humana son: intoxicación crónica, alteraciones en el funcionamiento del riñón y puede generar cálculos renales.

Plomo. Se presenta mayormente por los almacenamientos de baterías y fundiciones de plomo. El envenenamiento por este metal es muy peligroso y puede generar graves trastornos, retraso mental e incluso la muerte.

Mercurio. La fuente principal de este metal son los desechos industriales. Tanto el mercurio como sus compuestos son altamente tóxicos para la naturaleza y los humanos, dando lugar a problemas neurológicos y daños renales.

Cianuro. Éste se presenta por el tratamiento térmico de metales y por el desmantelamiento de las tiendas de galvanoplastia, entre otras actividades, y constituye un veneno mortal.

Más consecuencias de la contaminación del suelo:

  • Reducción de la fertilidad del suelo
  • Aumento de la erosión del suelo
  • Aumento de la pérdida de suelo y nutrientes
  • Acumulación y deposición de sedimentos en los tanques de agua y embalses
  • Reducción gradual en el rendimiento del cultivo

Algo hay que hacer

La contaminación del suelo comporta grandes y graves efectos, tanto para el medio ambiente como para las personas. Y esto se agrava porque los efectos nocivos son a largo plazo. Por ello es necesario implementar medidas adecuadas para mitigar los efectos adversos que genera la contaminación del suelo y concluir con la misma. Sobre todo, y como dijimos en oportunidades anteriores, hay que poner punto final a la irresponsabilidad de las personas que, sin impórtales nada, arrojan “veneno” a la Tierra.

Fuente: Tutorvista

Foto: Enfermedades y contaminacion en Arteyfotografia